Inicio Temas diversos Las 5 aclaraciones bíblicas sobre la película “Son of God”

Las 5 aclaraciones bíblicas sobre la película “Son of God”

0

sonofgod

En primer lugar y antes de pasar a la “acción”, lo que vas a leer aquí no es propiamente un review o reseña sobre la película “Son of God”. No es mi intención ponerme a analizar asuntos tales como: vestuario, fotografía, reparto, actuación y esas cosas (no se casi nada sobre eso). Esa tarea vamos a dejársela a los críticos de cine o a los que les gusta hacer reviews. Quiero concentrarme en el elemento que considero más importante en todo material, arte, libro o canción que busca comunicar el  mensaje de Cristo: Ser fiel a la verdad bíblica.

Recuerdo una de las cosas que más destacaban los productores de esta última película de Jesús, es que sería muy fiel a la Biblia, incluso, importantes líderes cristianos como Rick Warren, y otros que tienen poco de cristiano como Joel Osteen,  se sumaron a esa campaña. Pero la verdad es que, no fue así. La película “Son of God”, tiene serias contradicciones bíblicas y nuestra reacción como cristiano no debe ser simplemente “retener lo bueno y desechar la malo” o venir con los mismos cuentos desgastados de siempre: “es solo cine”, “no juzguéis”, etc.

Recuerdo que un pastor juvenil, luego de ver la película, admitió que tiene muchas contradicciones bíblicas, pero que prácticamente no ve ningún problema con eso, ya que a pesar de eso, los productores han logrado que Jesús esté siendo más atractivo de consumir para aquellos que nunca van a la iglesia.

La verdad es que, cada vez que muchos cristianos intentan hacer que Jesús sea más digerible, el resultado casi siempre es presentar un evangelio light, que no confronta.

Alerta de spoiler: Este post describe algunas de las escenas de la película.

Encontrando una oportunidad dentro de lo “menos malo”:

Si bien la película Son of God, tiene muchas debilidades bíblicas que más adelante me detendré en las que yo considero son las principales, algo que debo reconocer es que, luego de ver la película, he pasado mucho más tiempo leyendo y estudiando una y otra vez los evangelios “para ver si estas cosas eran así” (Hch 17:11). De la misma forma muchos cristianos podrían aprovechar el film para evaluar qué tanto dominio tiene sobre la obra de Cristo, que deben reforzar y sobre todo aprender más sobre la divinidad e identidad de nuestro Salvador. También podría ser usada por ministerios juveniles o iglesias para evangelizar. Siempre y cuando se hagan paréntesis por lo menos al final de la película para explicar o aclarar verdades fundamentales que están ausentes o se muestran muy débiles en esta película.  

A continuación pasemos a considerar los puntos principales de este análisis.

 

1ra Aclaración: La virgen María no fue difamada como prostituta

Aunque la Biblia no da muchos detalles, todos podríamos imaginar la difícil situación social, familiar y sentimental a la que pudo haberse enfrentado María, que siendo virgen “se halló que había concebido del Espíritu Santo”.

La película “Son of God”, se excede en el uso de licencia artística, cuando la reputación e integridad de María se ven seriamente cuestionadas y aun su vida se ve al borde de la muerte cuando una multitud enardecida le acusa de ramera y adultera.

Esa escena es totalmente contraria al relato bíblico. La Biblia especifica que José, aunque estaba muy perturbado por el embarazo virginal de su prometida, “no quería infamarla, quiso dejarla secretamente”. En ningún momento la Biblia dice que María estuvo en riesgo de ser apedreada por adulterio. Si Dios, perfectamente guardó a María, no hay razón para agregar “emociones” que contradicen el relato. 

 

2da aclaración: La autoridad de Jesús y el llamado a Pedro

Según la película, Jesús le hace una especie de llamado “hiperexclusivo” (permítanme usar ese término) a Pedro, mientras éste estaba solo en una barca. Las contradicciones bíblicas que vemos aquí son las siguientes:

 

1- Todos los evangelios relatan que Pedro estaba acompañado de otros hombres en la barca, entre ellos su hermano Andrés. Jesús no llamó únicamente a Pedro a solas, también a los hombres que estaban con él.

 

2-   Entre Jesús y Pedro se produce una conversación donde la autoridad, señorío y soberanía de Jesús es reducida al suplicarle o rogarle a Pedro que dejara la pesca para unirse al proyecto de “cambiar el mundo”. Como si se tratara del dúo Pinky y Cerebro.   Jesús nunca rogó débilmente a sus discípulos para que lo siguieran. Él siempre enfatizó la soberanía de Dios al escoger aquellos que le seguirían al afirmar que “…No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros… (Jn 15:16)”. “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen… (Jn 10:27)”. “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí;(Jn 6:37)”; “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere (Jn 6:44)”. Hay otros textos que podemos seguir citando.

 

Jesús es el Hijo de Dios, es Dios mismo, él no vino a este mundo a tratar de convencer a la gente de que él es una “mejor opción” de vida a la que te ofrece tu empleo o cualquier otra cosa.

 

3ra aclaración: La muerte de Juan el bautista

La película relata la muerte de Juan el bautista de manera incorrecta. Aunque Juan hubiera dado la vida por Cristo, en ningún lado de la Biblia, se relata o se insinúa que él fue asesinado por su vinculación con Cristo.

Juan el Bautista fue asesinado por predicar contra la relación de inmoralidad entre el tetrarca Herodes y Herodía, la mujer de su hermano Felipe.

 

4ta aclaración: ¿Fue Maria Magdalena el discípulo No. 13?

En este punto debo detenerme un poco más que los anteriores por las múltiples implicaciones que tiene.

 

En la película, Maria magdalena tiene un protagonismo que incluso pareciera ser como una especie de líder o autoridad entre los 12 discípulos. Se hace muy evidente que los realizadores de la película cometieron una gran contradicción a la Biblia al excederse en su “licencia artística”, presentando a esta María como si fuera uno de los apóstoles de Cristo. La Biblia dice claramente que Jesús tuvo 12 discípulos que estuvieron junto a él y ninguno de ellos era mujer.

En la película vemos a Maria brillando en las siguientes escenas:

  1. La vemos en la barca junto con los discípulos cuando Jesús les aparece caminando sobre el agua.
  2. Ella también aparece cuando Jesús está a solas con sus discípulos.
  3. En la noche que Jesús fue entregado y traicionado por Judas, Maria es enfocada en medio de los discípulos como si estuviera dispuesta a tomar la iniciativa en caso de que las cosas se complicasen.
  4. También la destacan durante casi todo el proceso de la crucifixión de Cristo. De tal manera que hasta la presentan reclamándoles a los soldados que no siguieran maltratando a Cristo, en otras palabras la película presenta a una Maria, mucho más valiente que todos los 12 hombres que seguían a Cristo.
  5. En el momento de la resurrección de Cristo, Maria es presentada como la única de las mujeres que visitó la tumba donde estaba Cristo. El evangelio de Juan solo menciona el nombre de “Maria Magdalena”, sin embargo Juan 20:2, afirma implícitamente que habían más mujeres con ella, siendo esto coherente con el relato de los demás evangelios.

Todo lo que sabemos de esta mujer, la Biblia nos lo cuenta en estos pasajes: Mateo 27:56, 61; 28:1; Marcos 15:40, 47; 16:1–19; Lucas 8:2; 24:10; Juan 19:25; 20:1–18.

 

En todo esto, me surge la siguiente pregunta: ¿Cuál es el verdadero propósito que persiguen los realizadores de esta película al presentar a Maria como uno de los discípulos de Cristo y aun como alguien superior a los 12 en términos del apego y afinidad hacia Cristo?

Yo creo que estos excesos y contradicciones bíblicas en la película, más bien alimentan la idea de aquellos que creen en la supuesta veracidad de “el evangelio de la esposa de Jesús” y la de aquellos que buscan hacerle una especie de “relaciones públicas” la Biblia por considerar que no le da un trato justo a la mujer.  El Dr. Albert Mohler, habla sobre esto en este artículo.

 

5ta aclaración: El glorioso significado de la “última cena”.

En el momento de la “última cena”, vemos a Jesús afirmar que él es el “camino, la verdad y la vida”. Para mí fue triste ver que en esta parte omitieron la otra parte de esa poderosa declaración: “nadie viene al Padre, sino por mí”. Esta declaración de Cristo solo aparece en el evangelio de Juan, y aunque es corta, encierra un gran significado y una oportunidad más para que todas las personas de diferentes religiones que fueron al cine a ver esta película, recibieran esta verdad tan grande de que solo a través de Cristo se puede llegar al Padre.

 

En la misma escena de la “última cena”, aunque la película presenta  a Jesús compartiendo el pan y el vino como símbolos de su cuerpo y su sangre respectivamente, omitieron el glorioso significado del cuerpo y la sangre de Cristo, relatado en todos los evangelios. Me pregunto, por qué omitir una verdad tan significativa y que representa la esencia de la obra de Cristo. Su cuerpo y su sangre fueron entregados para remisión de los pecados.

 

Cuando finalicé de ver la película, inevitablemente me llevó a la conclusión de que los realizadores omitieron (no se con cuál intención) algunos relatos bíblicos importantes donde vemos a Jesús, proclamado de forma cruda y contundente su propósito al venir a este mundo. Es como si la película estuviera diseñada para complacer a todos los tipos de audiencias y seguidores de distintas religiones.

  

El equilibrio y armonía entre la licencia artística y la Biblia

La obra redentora de Cristo es el centro de toda la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, se habla sobre Cristo. Más específicamente,  tenemos 4 evangelios en la Biblia que son una fuente abundante, perfecta y suficiente para cualquier productor cristiano que desee llevar la vida de Cristo a la pantalla grande, chica o hasta en tratado.

Aunque la Biblia tenga suficientes relatos para hacer varias películas sobre Jesús, no estoy en contra de que los realizadores hagan sus propias adaptaciones. Todo lo contrario, me parece legítimo y hasta creativo usar “licencia artística” para construir ALGUNAS escenas sobre eventos que si bien la Biblia por razones obvias no da detalles de cómo ocurrieron, tampoco es necesariamente antibiblico imaginar cómo pudieron haber sucedido. Hacer uso de “licencia artista”, es también aceptable para crear o reconstruir escenas con el fin de guiar o ayudar a la audiencia a tener una idea un poco más acabada sobre el contexto bíblico que se relata.

 

Los relatos bíblicos no son simples historias contadas desde las perspectivas de distintos reporteros o testigos donde cada uno ofrece su propia verdad o percepción de los hechos. NO. La obra redentora de Cristo, su divinidad y su identidad como Hijo de Dios, no deben ser tratados por nadie, mucho menos por cristianos, como una simple historia. Simplemente no podemos adoptar una actitud suave y pasiva, cuando no somos fieles comunicando al mensaje del evangelio y cuando lo que hacemos no comunica claramente la autoridad y perfección de la Biblia.

 

En un mundo donde las sociedades más “modernas”, quieren reemplazar la Palabra de Dios y tratar de reducir la divinidad de Cristo, nuestro compromiso es aún mayor.  Por ejemplo dentro de la sociedad norteamericana, la Biblia está teniendo poca importancia, como bien lo analiza John MacArthur en este artículo. Por otro lado, un estudio realizado por la organización britanica The Bible Society, revela que el 30% de los estudiantes de secundaria ni siquiera saben que el nacimiento de Cristo se cuenta en la Biblia y un 34% jamás ha oído hablar de él.

 

Mi deseo no es que dejemos de producir películas cristianas. Todo lo contrario, hagamos más producciones cinematográficas basadas en relatos bíblicos pero a la vez siendo fieles a las verdades que esos relatos enfatizan y que no dan lugar a confusión o ligeras interpretaciones.

 

Donde la Biblia no de mucho detalles, pues, bien podemos hacer uso de la imaginación, sin tener que caer en lo antibíblico.

 

 

Deja de tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta